Pedicure Clínico

July 6, 2016

 

¿Qué es y para qué me ayuda?

Un pedicure clínico además de limpiar tus pies de una manera profunda ayuda a detectar patologías o problemas tales como micosis, hongos, uñas encarnadas, pie de atleta, deformidades, callosidades y fascitis plantar debido a alteraciones de la biomecánica del pie. Al igual que las manos o el pelo, la presentación de los pies es uno de los aspectos que las mujeres más cuidan. Por dicho motivo no es de sorprenderse que asistan a centros de belleza con una frecuencia de una semana a un mes a ofrecerles a sus pies su respectivo cuidado.

 

Hoy en día hay una gran variedad de núcleos especializados en manos y pies, dando los servicios de manicure y pedicure respectivamente, en los que además de limpiar higiénicamente se les aplica algún esmalte o gelish, incluso algún diseño en las uñas para poder manifestar la identidad, personalidad y hasta humor a través de manos y pies. Como este artículo lo indica, existe otro tipo de pedicure, con el que más allá de arreglar, y decorar, su primordial objetivo es la salud integral de los pies y se trata del Pedicure Clínico.

 

La primordial diferencia entre el pedicure clínico y el pedicure spa, que básicamente se realiza para embellecer los pies es que la persona que realiza el clínico está totalmente capacitada en el área de Podología y conoce de los problemas o enfermedades más frecuentes de los pies y sus uñas. Quien al detectar alguna anormalidad o patología le aconseja al paciente los pasos a seguir para tratar dicho problema o canalizarlo con un Podiatra y en caso necesario con algún ortopedista para su completa evaluación y posterior tratamiento.

 

Para disminuir el riesgo de uñas encarnadas y mejorar la molesta resequedad y callosidades, es necesario realizarse un pedicure clínico tan frecuente como entre cada 3 o 4 semanas.

 

Además de dejar tus pies sumamente higienizados es muy importante ya que también se puede hacer una detección temprana de algunas enfermedades, tales como las neuropatías periféricas en diabéticos y probables focos de infección. 

 

Este procedimiento debe realizarse con un amplio conocimiento de la técnica y la debida asepsia o desinfección de los instrumentos a emplear durante el mismo, ya que son los factores más comunes que pueden llevar el tratamiento al fracaso.

 

Es importante que se realice por podólogos altamente capacitados, y el procedimiento consiste en la mayoría de los centros de podología en una evaluación de las uñas y los pies, piel, espacios interdigitales, movilidad y superficie plantar. Posteriormente se procede a realizar la sanitización (procedimiento indispensable al momento de iniciar el trabajo podológico) la cual se efectúa con fármacos especiales, después se procede con la limpieza de canales ungueales, ya sea con torno o explorador manual, corte profesional de las uñas, debridación de callosidades y células muertas. Lo más recomendable es realizar todo con un limado electrónico. Al término es ideal realizar un quiromasaje relajante, el cual produce la activación de la circulación sanguínea.

 

   En Aloha Salón & Spa además de este procedimiento, por tiempo limitado, te obsequiamos una terapia hidratante y una exfoliación con sales naturales con esencias a tu gusto, pudiendo elegir entre Café, Coco, Cítricos ó Menta. Al término, un masaje relajante de espalda con una duración de 10 minutos en promedio, todo esto mientras disfrutas de una exquisita Tisana o cualquiera de nuestras bebidas disponibles y te dejas consentir por nuestra experta podóloga.

 

 

El Pedicure Clínico es un procedimiento que se recomienda tanto para hombres como para mujeres, ya que su intención es buscar la buena higiene de los pies, que se refleja en una excelente calidad de vida. Nuestros pies no tienen una tarea fácil, son nuestra independencia y soportan todo el peso de nuestro cuerpo y lo mínimo que merecen para recompensarlos es nuestra atención y los cuidados que requieran día con día.

 

 

Te recomendamos mantener tus pies, sanos, limpios e hidratados, para llegar a ésta meta es aconsejable acudir al menos, una vez al mes por un pedicure clínico, tener la costumbre de utilizar cremas hidratantes todos los días, una exfoliación en tu casa de vez en cuando, limpieza adecuada y poner especial atención a dejar los pies totalmente secos luego del baño, sobre todo si acostumbras hacerlo por la mañana antes de realizar tus actividades, y para finalizar, lo obvio pero a veces no tan común, sobre todo en mujeres: Usar un calzado cómodo y de buena calidad y si usas algún tipo de media o calcetín es mucho mejor que sean de algodón.

 

Please reload

Pedicure Clínico

July 6, 2016

1/1
Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes

July 6, 2016

May 24, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2016 Aloha Salón & Spa by Sonia Macias

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon